7 abr. 2011

Bologna Children´s Book Fair

Hace pocos días que he vuelto de la gran feria del libro infantil de Bologna, y estoy abrumada, la verdad. Qué cantidad de gente, de editoriales que desconocía, de talentos escondidos... Ver a todos esos ilustradores con sus carpetas enormes llenas de dibujos enormes, haciendo enormes colas en las editoriales me ha dejado descolocada y creo que realmente me ha asustado un poco. 

Ha sido un baño de realidad; qué tremendo esfuerzo supone la profesión de ilustrador y cuánto me queda por aprender, pero estoy convencida de que la satisfacción personal llegará tarde o temprano. 

He vuelto algo desanimada (parece ser que a todos les pasa las primeras veces) pero a la vez me ha espabilado y  me ha ayudado a concentrarme con más fuerza en mis objetivos. Esto es una profesión, no quiero que se convierta sólo en un hobby, y hay que tomársela como tal, y sobre todo no rendirse, y dibujar, y dibujar... y disfrutar.

Estas son algunas de las fotos/recuerdos que me he traido de esta pequeña aventura.


Ya veremos...